Venus
OPEAL, un proyecto del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, hace seguimiento permanente a la situación geopolítica, económica, medioambiental y de seguridad de la región así como a la coyuntura de seguridad y la política exterior colombiana.




Displaying items by tag: Economía
Jueves, 09 Abril 2015 15:01

Así llega la economía a Panamá

Resultado de imagen para el espectador logo

Jueves 9 de abril de 2015

Las que llegarán a la Cumbre de las Américas, que se realizará los días 10 y 11 de abril en Panamá, son en su mayoría economías cabizbajas. Pese al optimismo y la certidumbre de estar presenciando un hecho histórico con la asistencia de Cuba por primera vez al encuentro, como síntoma del deshielo y de su reintegración a la región, las economías latinoamericanas aterrizan con un lastre a nivel político o económico.
 
Esta semana cayó el baldado de agua fría de la revisión a la baja del crecimiento de la economía regional este año por parte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Como lo había anticipado Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, durante el encuentro del Foro Económico Mundial en enero pasado en Davos, Suiza, el organismo regresó a sus escritorios a hacer cuentas luego de que el Fondo Monetario Internacional anunciara una proyección a la baja con un tímido 1,3%. En diciembre pasado, la cifra estimada por la Cepal para 2015 era de 2,2%. El dato revelado esta semana habla de 1%.
 
El Cono Sur es el que sale peor librado. Su crecimiento se calcula cercano a cero, presionado por la mala hora de la economía brasileña, para la que se proyecta una contracción de 0,9%. Por demás, la crítica situación financiera de Petrobras, la empresa más grande de Brasil, lo trae opacado. Como alertaron expertos de Bridgewater al diario El País de Madrid, una quiebra de la estatal se llevaría por delante al sistema financiero nacional, “la mayor bancarrota industrial de la historia”.
 
América Latina trae a cuestas los efectos nocivos de la caída de los precios de las commodities, particularmente del petróleo. Estados Unidos, por su parte, llega con un dólar fuerte, mejoras en el mercado laboral y, en general, con una economía en recuperación. La atención sin duda está puesta en gran parte sobre el papel que Barack Obama desempeñará durante el encuentro.
 
El presidente de Estados Unidos “está buscando apoyo por su nueva política reciente en el acuerdo con Irán”, asegura Francesco Bogliacino, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional. En su opinión, Obama quiere afianzar el apoyo latino para mover a la opinión pública en su país y que el acuerdo con Irán prospere. El presidente de la economía más grande del mundo trae a su favor el anuncio de medidas que amparan a los indocumentados en su país, la designación de un enviado especial a los diálogos de paz en Colombia y, por supuesto, la apertura hacia Cuba.
 
Pero es claro que no todo juega a su favor. Los medios de comunicación y analistas se anticipan a decir que la actitud de Estados Unidos frente Venezuela, la afirmación de Obama según la cual el país suramericano representa una “amenaza para la seguridad nacional” y las sanciones a los altos funcionarios, sin duda serán temas de discusión. Ayer, una encuesta encargada por Telemundo mostró que 52% de los hispanos respaldan las sanciones decretadas por Obama. La otra mitad no.
 
Al parecer consciente de los tropiezos que podrían presentarse en el encuentro por las diferencias con Venezuela, y para calmar los ánimos, la Casa Blanca se pronunció. “Estados Unidos no cree que Venezuela represente alguna amenaza para su seguridad”, dijo Ben Rhodes, miembro del Consejo de Seguridad Nacional.
 
Si bien estos encuentros “no son de carácter ejecutivo”, según explica José Manuel Restrepo, rector de la Universidad del Rosario, están pensados para generar relacionamiento que luego se traduzca en acciones. Cuba, por lo menos, de acuerdo con Bogliacino, “va a aprovechar el clima de relajación en las relaciones con Estados Unidos para buscar inversiones en la isla, porque lo necesita”. Sobre la inversión extranjera en Cuba, su ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, dejó claro que las empresas estadounidenses no tendrán un “trato preferencial”.
 
Ese camino, el de buscar potenciales, puede ser el indicado. “Es un buen espacio para identificar fuentes de crecimiento, potencial en consumidores en la región, motivar comercio entre naciones”, dijo Restrepo. Los países, según él, deben reflexionar y empezar a actuar de cara a las previsiones de bajo crecimiento que tocan a toda la región.
 
***
 
Diálogo empresarial
 
Cerca de 800 empresarios de la región  presentarán a los presidentes asistentes a la Cumbre un documento con sus demandas para garantizar el crecimiento económico en la región, el cual fue elaborado en los días previos al evento, durante la II Cumbre Empresarial de las Américas. Este diálogo contó con el auspicio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y abordó temas como seguridad alimentaria, integración financiera, empoderamiento económico de las mujeres, energía, innovación social empresarial, infraestructura, logística y conectividad.
 
Detalles de la Cumbre
 
Bilaterales de Brasil
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se reunirá con los mandatarios de EE.UU., Barack Obama; México, Enrique Peña Nieto; Colombia, Juan Manuel Santos, y Haití, Michel Martelly, durante la VII Cumbre de las Américas en Panamá.
 
Asesoría colombiana
La Policía colombiana asesora a Panamá en seguridad para la Cumbre de las Américas. La asesoría se hace desde enero pasado por petición del presidente panameño, Juan Carlos Varela, con el propósito de garantizar el evento.
 
Cuba, fuera de la lista
Uno de los anuncios que podrían hacerse en Panamá sería el retiro de Cuba de la lista de países terroristas, en la que se encuentra desde 1992. El Departamento de Estado de EE.UU. está en la fase final del proceso de revisión del listado.
 
Presión a Venezuela

 

Varios expresidentes difundirán un comunicado durante la Cumbre para denunciar “la alteración democrática” del Ejecutivo venezolano. Algunos de los firmantes son Andrés Pastrana, Álvaro Uribe y Belisario Betancur.
 
Así llega la economía a Panamá
 
Lea completa la noticia en: elespectador.com
 
Published in Noticias Panamá
 
Miércoles 06 de abril de 2015
 
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha revisado a la baja la proyección del crecimiento económico de la región para 2015, estimando en 1.0 % el aumento del producto interno bruto (PIB) regional, señaló el organismo de las Naciones Unidas a través de un comunicado de prensa.
 
 
Esta revisión refleja un entorno global caracterizado por una dinámica económica menor a la esperada a fines de 2014.
 
Con excepción de Estados Unidos, las proyecciones de crecimiento han sido revisadas a la baja en los países industrializados, y las economías emergentes se siguen desacelerando.
 
De acuerdo con la Comisión, se espera que la región logre mantener el crecimiento económico en torno a los niveles registrados en 2014 (1.1 % según el informe anual de la CEPAL Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2014).
 
A nivel subregional, la CEPAL proyecta una tasa de crecimiento cercana a cero para América del Sur, mientras que en Centroamérica y México alcanzaría 3.2 % y en el Caribe 1.9 %.
 
Al menor crecimiento de la economía mundial se suma una mayor volatilidad financiera internacional producto de una política monetaria muy expansiva en Europa y Japón, al tiempo que se anticipa un alza en las tasas de interés en Estados Unidos.
 
Por otro lado, el fin del llamado "superciclo" del precio de los bienes primarios afecta negativamente a varios países de la región.
 
Las particularidades de las economías de la región, en términos de sus estructuras económicas y sus formas de inserción en la economía mundial, dan cuenta de una importante heterogeneidad en la intensidad y forma en que los choques externos las han afectado.
 
Las proyecciones de crecimiento de las economías especializadas en la producción de bienes primarios, en especial petróleo y minerales, son las que han experimentado las mayores bajas (Sudamérica y Trinidad y Tobago), mientras que aquellas con mayor vinculación a la economía de Estados Unidos, y que se benefician de la caída del precio del crudo, registran las mejores proyecciones: Centroamérica y el Caribe de habla inglesa.
 
Los países que liderarán la expansión regional durante 2015 serán Panamá, con un alza en el PIB de 6.0 %, Antigua y Barbuda (5.4 %) y Bolivia, Nicaragua y República Dominicana (5.0 %).
 
 
Lea completa la noticia en: elsalvador.com
 
Published in Noticias El Salvador

Resultado de imagen para logo oglobo

Miércoles 08 de abril de 2015

O professor de Direito do Trabalho da USP, Estêvão Mallet, não concorda. Se há um empregado terceirizado subordinado ao chefe da empresa que contrata, não é terceirização:
 
— Subordinação direta do empregado não é inerente a uma verdadeira terceirização. Ao se tornar empregado, descaracteriza a terceirização.
 
Entre os empresários, esse ponto inserido pelo governo também não encontrou consenso. Para Paulo Skaf, presidente da Fiesp, a proibição não desvirtua o projeto. O principal, que é abandonar a definição de atividade-fim, foi preservado:
 
— Esse novo projeto acaba com esse assunto de atividade-fim. De forma natural, as empresas realmente vão terceirizar a especialização. Aquilo que é a base, o arroz com feijão do negócio, vai ser feito por equipe própria. Por essa razão é que, na realidade, haverá um controle natural da terceirização — aposta Skaf.
 
Eduardo Eugênio Gouvêa Vieira, presidente da Firjan, defende o máximo de liberdade para que cada empresa determine sua estratégia. Em sua opinião, o limite máximo de regulação era o do substitutivo apresentado pelo relator Arthur Maia (Solidariedade-BA), que acabou sendo modificado após as negociações com o governo.
 
— Todos esses penduricalhos estão na contramão da competitividade. Se a empresa decide terceirizar é porque é bom para ela e, portanto, bom para seus trabalhadores. O ideal é deixar a empresa livre.
 
O projeto impõe que as prestadoras de serviço estejam classificadas em alguma atividade econômica, para evitar que uma mesma empresa ofereça de limpeza a assessoria jurídica, numa classificação genérica de prestação de serviço. Dessa maneira, os trabalhadores de determinada categoria ficavam fora do alcance de seus respectivos acordos coletivos.
 
— O projeto resolveu um debate que acabava na Justiça — afirma Clemente Ganz Lúcio, diretor técnico do Dieese.
 
O cientista político da Universidade Federal de São Carlos Eduardo Noronha, por sua vez, viu um amadurecimento importante na negociação no Congresso com esse projeto. Ele acompanhou a tramitação do texto desde 2004, quando foi apresentado pelo deputado Sandro Mabel (PMDB-GO):
 
PUBLICIDADE
 
— O projeto inicial era uma afronta aos direitos do trabalho. Houve um amadurecimento importante de empresários e sindicalistas. Estou achando que pode ser um belo passo, numa história que já tem uma década, com demanda permanente dos empresários e uma resistência óbvia dos sindicalistas. A terceirização é uma tendência mundial.
 
Para Skaf, as mudanças propostas pelo governo e aceitas pelo relator Arthur Maia não devem ter impacto negativo. O presidente da Fiesp defende que o "ótimo é inimigo do bom" e considera positivo encerrar uma discussão que se arrasta há mais de dez anos anos. O receio do setor produtivo é que as mudanças sejam acompanhadas de aumento de impostos:
 
— Desde que sejam respeitados os mesmos impostos, a mesma carga tributária. Não vejo problema — diz Skaf.
 
Lea completa la noticia en: Oglobo.globo.com
 
 
Published in Noticias Brasil

La estrategia para fomentar el apoyo al proceso de paz ha consistido en resaltar los eventuales dividendos económicos que traería el posconflicto. No obstante, esta perspectiva parece dejar de lado el hecho de que Colombia ha crecido económicamente a pesar de estar en conflicto. Además, no tiene en cuenta las demandas sociales que seguramente emergerán en dicho contexto, sumado a los costos mismos del posconflicto. Todos estos factores, podrían conducir a la transformación del conflicto armado en uno social. Finalmente, la percepción de una “paz injusta” que no contemple mínimos de justicia, debido a la reticencia de la guerrilla a asumir responsabilidad alguna por sus actividades delictivas, podría alimentar la conflictividad en la sociedad colombiana del posconflicto.


“En primer lugar estamos de acuerdo en que no puede haber paz sobre la impunidad. Paz sin impunidad es un propósito compartido por el Gobierno y la Procuraduría”[1]

 

  La sobreoferta de la paz

Al entrar Colombia a un eventual escenario de terminación definitiva de la violencia guerrillera (por ahora solamente de las Farc), las expectativas sociales de la “paz estable y duradera” crecerán proporcionalmente de acuerdo a la oferta que el Gobierno Nacional haya ido realizando sobre los beneficios económicos y de bienestar general que comenzarán a llegar a los distintos sectores de la población, una vez el conflicto armado se dé por concluido.

Uno de los argumentos del Gobierno es que con la paz el país experimentará un mayor progreso y desarrollo económico. No obstante y de manera paradójica “la guerra” no ha sido un obstáculo para que Colombia haya alcanzado “un crecimiento de hasta el 4.7%, y de acuerdo con el Gobierno, ese incremento ha permitido generar más de tres millones de empleos[2] en los últimos cuatro años y reducir las tasas de desempleo durante 48 meses continuos, lo cual para el Presidente Santos es un logro que ningún país en la historia reciente del mundo ha podido alcanzar”[3].

Desde esa perspectiva es concluyente: no obstante el conflicto armado el país ha registrado buenos indicadores económicos y sociales.

¿Se sugiere desde ahora entonces que en el posconflicto se romperán esos récords? Esa es la aspiración que el Gobierno tiene y que les está transmitiendo a los colombianos. Pero igualmente también es válido preguntar si precisamente ¿ha sido el conflicto armado el que ha disciplinado al Gobierno para un manejo adecuado de la economía?

Por otro lado está el costo del posconflicto o el costo de la paz, que tiene diferentes cifras. Veamos algunas. En plenaria del Senado de la República realizada el 7 de octubre de 2014, la Comisión de Paz como resultado de una investigación, calculó que se requerirán 93 billones de pesos como mínimo para la inversión en los próximos 10 años. La Contraloría General de la República considera que únicamente para los programas de Desarme, Desmovilización y Reintegración, serían necesarios entre 1,8 y 2,7 billones de pesos. Y finalmente de acuerdo a lo manifestado por el Ministro Consejero para el Posconflicto, General (R) Oscar Naranjo, el desminado exigirá 200 millones de dólares aproximadamente para el lapso de una década.

Por consiguiente el crecimiento económico superior al 4.7% que traería consigo el posconflicto y la anhelada paz, ya tiene unos compromisos desafiantes y unos destinatarios iniciales muy exigentes: los desmovilizados, los desplazados y las víctimas. Además entraremos en una explosión de las demandas del Estado Social de Derecho, reconocido como uno de los mejores logros de la Constitución del 91, y de las reivindicaciones comunitarias que por causa del conflicto armado de alguna manera han estado restringidas, impidiendo el bienestar general de la población. Todo lo anterior sumado a los costos propios o “directos” de la implementación de lo acordado en La Habana.

Cuando a la afirmación evidente de que “mejor es la paz que la guerra” hay que ponerle cifras, se debe actuar con prudencia. No es aconsejable que la opinión pública perciba que hay un discurso economicista para legitimar la firma de un acuerdo de paz. La idea del gran rey Midas del posconflicto portador de abundantes recursos, sólo se hará realidad a través de esfuerzos económicos adicionales que van a convertirse en nuevas cargas impositivas, en el marco de la proyectada reforma tributaria estructural.

La reforma tributaria aparecería por lo tanto como el principal camino que tendrá que recorrerse para continuar resolviendo rápidamente los problemas estructurales de educación, salud, empleo, acceso a agua potable, eliminación de la desnutrición infantil, entre otros, evitando así la acumulación de frustraciones que se traduzcan en provocadoras expresiones sociales de inconformismo.

La conflictividad armada puede transformarse en una conflictividad social con diferentes niveles de intensidad, en la medida en que el Gobierno no alcance a satisfacer las múltiples exigencias que desde distintos sectores sociales se van a incrementar en el posconflicto.

 

  ¿La Paz Injusta?

Si bien el Gobierno Nacional ha insistido en que no habrá paz con impunidad, también es cierto que ha enviado mensajes en el sentido de que “cárcel no es igual a justicia”. Lo que se quiere decir por lo tanto es que la cárcel no resuelve los problemas de impunidad o que no se hace justicia solo con la cárcel.

Sobre este aspecto parecería que se produjo una coincidencia o una muy cercana aproximación entre el Gobierno Nacional y las Farc.

De hecho los cabecillas del grupo subversivo han reiterado vehementemente por el momento, que no pagarán un solo día de cárcel. El tema incluso ha trascendido al ámbito político e institucional en donde emergió coyunturalmente una polarización entre “el populismo punitivo” (cárcel para todo delito) y el “populismo garantista” (no todo delito amerita cárcel). Sin embargo en un país donde es condenado con medida de aseguramiento en centro carcelario un ciudadano que hurtó unas chocolatinas por un valor de 15.100 pesos, no es fácil asimilar una forma de exoneración masiva o parcial de una guerrilla que debería asumir un costo judicial proporcional con el tipo de graves delitos que cometió durante medio siglo.

Todo ello hace previsible un escenario en el que“la adopción de un modelo de justicia del posconflicto incompleto, que al no resolver integralmente los asuntos propios de la justicia transicional, dé lugar a que éstos reemerjan posteriormente, al modo de una caja de Pandora de la que podría derivarse en el peor de los casos una reactivación del conflicto o un revisionismo de imprevisibles consecuencias para la gobernabilidad y la estabilidad institucional”[4]

Por consiguiente cero cárcel para las Farc, podría asumirse por distintos sectores sociales como un acto de injusticia, como un vacío profundo de justicia, situación que va a golpear duramente cualquier idea, iniciativa y actitud de reconciliación, de restauración y de perdón. Aún si el país pudiera renunciar a sus compromisos internacionales de justicia como los del Estatuto de Roma, quedando en plena libertad y autonomía de construir su propio modelo más allá de penas con cárceles, ¿la mayoría de los colombianos lo aceptaría?. Probablemente no. La resignación popular todavía no existe, no es fácil de construir en los actuales momentos, y si se diera, podría mimetizar un muy riesgoso sentimiento de revancha y de venganza contra quienes sean identificados como los victimarios que eludieron la justicia.

Las Farc deben poner a flote su “ética revolucionaria” (¿?) y decidir si el “derecho a la rebelión” que tanto reclaman y argumentan como causa de su violencia es superior al derecho de las víctimas, y no rehuir con esa tesis de sus responsabilidades por la comisión de cientos de delitos.

“De casi ninguna actividad humana se puede decir que no tiene nada que ver con la ética, menos aún del derecho, que trata temas tan sensibles como la convivencia, los derechos, la justicia, la dignidad o el castigo”[5].

 

  El “reduccionismo punitivo” de las Farc

La nueva postura de las Farc habla de rechazar el tratamiento reduccionista y punitivo de su accionar guerrillero[6]. Otra novedosa tesis de los insurgentes encaminada a dos objetivos: deslegitimar la justicia colombiana y rehusar cualquier acatamiento a un proceso judicial en su contra. Los colombianos deben entender y pueden constatar que en el tercer año de negociaciones Gobierno – Farc, el grupo guerrillero aún no está dispuesto a aceptar ni a reconocer ninguna responsabilidad judicial por sus acciones ilícitas.

El profundo pesar que algunos voceros de los subversivos expresaron en Cuba a las víctimas de la masacre de Bojayá del año 2002, se ha tomado como un gesto sublime de la insurgencia, y se ha malinterpretado como la disposición de los cabecillas guerrilleros a responder judicialmente, lo cual no es cierto.

Para las Farc incluso hay una justificación (¿acción culposa?): ese homicidio múltiple se produjo como consecuencia de una circunstancia fatal producida por el desvío de un proyectil de fabricación artesanal.

Por otro lado el grupo insurgente, disintió también de lo planteado por el ex -Secretario General de las Naciones Unidas Kofi Annan, quien consideró que la justicia transicional debe cumplir unos mínimos internacionales. Le dijeron los subversivos desde Cuba: “nuestro caso no es el de Bosnia-Herzegovina, ni el de Ruanda, ni Yugoeslavia; ni somos Sudán ni Libia. (…) Tampoco es nuestro caso lo que aconteció en Irlanda o viene sucediendo en Siria”[7].

La dirigencia del grupo subversivo debería entender que es mejor para el conjunto de la sociedad, para la verdadera reconciliación nacional y para la estabilidad de la paz, reconocer unos mínimos de sanción penal (soft punishment)que permitan gestionar de manera más tranquila los riesgos de una eventual e inconveniente, además innecesaria sensación de impunidad, que dejaría al país expuesto a una aguda confrontación interna en detrimento del mismo acuerdo de paz que se lograra suscribir.

Cerrar la brecha entre justicialismo (más justicia menos paz) del conflicto armado y pacifismo (más paz menos justicia) no solo requiere creatividad e ingenio colombiano, se necesita que primero las Farc den verdaderas muestras de contrición aceptando que sí cometieron excesos y desmanes contra la población civil y que estos ameritan ser tratados y resueltos por la vía judicial.

DESCARGUE ESTE DOCUMENTO EN PDF

Jairo Delgado 
Director de Análisis del Observatorio de Política y Estrategia en América Latina (OPEAL).
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más información y análisis en: www.opeal.net


Foto: Natalia Díaz , Flickr, Creative Commons 

 


[1]Palabras del doctor Humberto De La Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno, al término de la reunión del Presidente Juan Manuel Santos con el Procurador Alejandro Ordoñez, el 13 de marzo de 2015.

[2]No obstante este buen indicador, para la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), Colombia sufrió retrocesos en algunos ámbitos de la calidad del empleo, según lo consigna el estudio económico de América Latina y el Caribe 2014 “desafíos para la sostenibilidad del crecimiento en un nuevo contexto interno”. http://www.cepal.org/es/publicaciones/36970-estudio-economico-de-america-latina-y-el-caribe-2014-desafios-para-la

[3]De la intervención del Presidente Juan Manuel Santos en la sesión plenaria del Foro de Asuntos Francia-Colombia, Paris 27 de enero de 2015.

[4]Molano-Rojas Andrés, el posconflicto en Colombia reflexiones y propuestas para recorrer la transición. Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga –ICP-, Fundación Konrad Adenauer en Colombia –KAS- . 2015. Pag.22, 2.4 El acuerdo, su contenido y refrendación.

[5]Columna el derecho y la ética de Mauricio García Villegas, publicada en el periódico El Espectador de Colombia, 13 de marzo de 2015.

[6]Comunicado difundido por las Farc desde La Habana, el 26 de febrero de 2015

[7]De la carta dirigida por los negociadores de las Farc en Cuba al ex Secretario General de Naciones Unidas Kofi Annan, el 27 de febrero de 2015. 

 
 
 
Published in Análisis OPEAL

Resultado de imagen para infolatam logo

Martes 07 de abril de 2015

El ministro de Economía de Perú, Alonso Segura, declaró que la economía peruana crecerá en torno del 4 % en 2015, a pesar del fenómeno climático de El Niño que puede afectar la pesca y otros sectores, en una entrevista publicada en Lima.
 
“La proyección del Ministerio de Economía es 4,2 %, creemos que con un ligero sesgo a la baja, estaremos alrededor del 4 %”, manifestó Segura al diario El Comercio.
 
El titular de Economía señaló que “a fines del año pasado, el choque externo se exacerbó, se profundizó y eso hizo que la recuperación que estaba en progreso se aplanara un poco”.
 
Segura anotó que “eso afecta a la región y al Perú, por eso la revisión hacia abajo. Pero de nuevo, este año va a ser mejor que el año pasado”.
 
El ministro peruano precisó que la presencia de un fenómeno de El Niño, a partir de mayo próximo, entre leve y moderado, “podría afectar medio punto del producto interno bruto (PIB)”.
 
El fenómeno de El Niño, que suele llegar en diciembre, se presenta como intensas lluvias en el norte y sequías en el sur del país, a consecuencia de una corriente de agua cálida en el océano Pacífico.
 
Segura detalló que ya está empezando la primera temporada de pesca en el país “y los niveles de biomasa son los más altos que ha habido en los últimos 10 años”.
 
“Aún con El Niño, el sector pesquero puede crecer 30 % y eso implica una contribución de hasta medio punto al PIB el 2015″, afirmó.
 
El titular de Economía informó que el déficit fiscal va a estar en torno al 2 % del PIB en este año y que la trayectoria que está planteando al Congreso en 2016 es 1,7 %, lo que representará un ajuste fiscal moderado en ese año de elecciones generales.
 
El ministerio peruano estima que en 2016 y 2017 la economía local crecerá un 5,5 % en promedio.
 
alonso segura peru
 
Lea completa la noticia en: infolatam.com
 
Published in Noticias Perú

Resultado de imagen de oglobo logo

Lunes 06 de marzo de 2015

As perspectivas do mercado financeiro para a economia brasileira tiveram nova piora. Levantamento feito pelo Banco Central com mais de 100 instituições financeiras mostra que os economistas elevaram suas previsões para a inflação deste ano, e vêem uma contração maior da economia brasileira.

De acordo com o BC, a previsão do mercado para o Índice Nacional de Preços ao Consumidor Amplo (IPCA), a inflação oficial do país, passou, na semana passada, de 8,13% para 8,2% em 2015. Com isso, o mercado segue prevendo "estouro" do teto de 6,5% do sistema de metas de inflação neste ano.

A alta na previsão de inflação do mercado aconteceu pela décima quarta semana seguida. Se confirmada a previsão do mercado, a inflação atingirá, neste ano, o maior patamar desde 2003, quando ficou em 9,3%. Para 2016, a previsão dos analistas ficou estável em 5,6%.

Segundo economistas, a alta do dólar e dos preços administrados (como telefonia, água, energia, combustíveis e tarifas de ônibus, entre outros) pressionam os preços em 2015. Além disso, a inflação de serviços, impulsionada pelos ganhos reais de salários, segue elevada.

 Recentemente, o IBGE informou que a prévia da inflação oficial do país, medida pelo IPCA-15, ficou em 1,24% em março. No acumulado de 12 meses, o índice foi para 7,9%, o maior desde maio de 2005 (8,19%). No ano, a taxa é de 3,5%.

No fim do mês passado, o BC admitiu que o IPCA deste ano deve ficar próximo de 8% e estourar o teto do sistema de metas brasileiro. Se isso acontecer, será a primeira vez desde 2003. Quando a inflação fica mais alta do que o teto de 6,5% do sistema de metas brasileiro, o presidente do Banco Central precisa escrever uma carta aberta ao ministro da Fazenda explicando as razões que motivaram o "estouro" da meta formal.

 Produto Interno Bruto
Para o crescimento do PIB neste ano, os economistas do mercado financeiro previram que a economia brasileira terá uma retração de 1,01%. Na semana anterior, a estimativa era de um recuo de 1%. Se confirmado, será o pior resultado em 25 anos, ou seja, desde 1990 – quando foi registrada uma queda de 4,35%. A piora na projeção do mercado, para o PIB de 2015, foi a décima quarta seguida.

O PIB é a soma de todos os bens e serviços feitos em território brasileiro, independentemente da nacionalidade de quem os produz, e serve para medir o comportamento da economia brasileira. Para 2016, o mercado subiu sua previsão de alta do PIB de 1,05% para 1,10%.

No fim de março, o Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (IBGE) informou que a economia brasileira cresceu 0,1% em 2014. Em valores correntes (em reais), a soma das riquezas produzidas no ano passado chegou a R$ 5,52 trilhões, e o PIB per capita (por pessoa) caiu a R$ 27.229. Esse é o pior resultado desde 2009, ano da crise internacional, quando a economia recuou 0,2%.

Taxa de juros
Após o Banco Central ter subido os juros para 12,75% ao ano no início de março, o maior patamar em seis anos, o mercado manteve sua expectativa para a taxa Selic, na semana passada, em 13,25% ao ano para o fim de 2015. Para o fechamento de 2016, a estimativa dos analistas permaneceu em 11,50% ao ano.

A taxa básica de juros é o principal instrumento do BC para tentar conter pressões inflacionárias. Pelo sistema de metas de inflação brasileiro, o BC tem de calibrar os juros para atingir objetivos pré-determinados. As taxas mais altas tendem a reduzir o consumo e o crédito, o que pode contribuir para o controle dos preços.

Câmbio, balança e investimentos
Nesta edição do relatório Focus, a projeção do mercado financeiro para a taxa de câmbio no fim de 2015 subiu de R$ 3,20 para R$ 3,25 por dólar. Para o término de 2016, a previsão dos analistas para a taxa de câmbio avançou de R$ 3,23 para R$ 3,30 por dólar.
http://opeal.net/administrator/index.php?option=com_k2&view=item
A projeção para o resultado da balança comercial (resultado do total de exportações menos as importações) em 2015 ficou estável em cerca de US$ 4 bilhões. Para 2016, a previsão de superávit comercial recuou de US$ 10,5 bilhões para US$ 10 bilhões.

Para este ano, a projeção de entrada de investimentos estrangeiros diretos no Brasil ficou estável em US$ 56 bilhões. Para 2016, a estimativa dos analistas para o aporte subiu de US$ 57,4 bilhões para US$ 58 bilhões.

Lea completa la noticia en: oglobo.oglobo.co
 
Published in Noticias Brasil
 
Martes 10 de febrero de 2015
 
Las autoridades del Gobierno de Venezuela explicarán hoy el funcionamiento del nuevo esquema cambiario que regirá en el país, una medida anunciada hace semanas por el presidente Nicolás Maduro que busca aliviar la crisis económica que vive el país petrolero. 
 
 Las autoridades del Gobierno de Venezuela explicarán hoy el funcionamiento del nuevo esquema cambiario que regirá en el país, una medida anunciada hace semanas por el presidente Nicolás Maduro que busca aliviar la crisis económica que vive el país petrolero.
 
Los detalles del sistema para los tres nuevos mercados de divisa serán detallados por el ministro de Finanzas, Rodolfo Marco Torres, y el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, según indicó hoy el Ministerio de Comunicación de ese país.
 
Maduro anunció, el pasado día 22 de enero, la modificación del sistema cambiario vigente en el país como parte de un conjunto de medidas para destrabar la economía nacional en crisis en medio de la caída sostenida de los precios internacionales del petróleo.
 
El mandatario venezolano explicó entonces que mantendría un cambio subsidiario del dólar a 6,3 bolívares, al tiempo que conservaría sólo uno de los dos Sistemas Complementarios de Administración de Divisas (Sicad), y que se crearía un tercer mercado del que no precisó mayores detalles.
 
Desde el anunció, el sector empresarial venezolano ha mostrado grandes expectativas en cuanto a que el nuevo mercado de divisas pueda liberar el esquema cambiario para todos los actores económicos del país.
 
En Venezuela existe un control de cambio desde el año 2003 que deja en manos del Estado la compraventa de divisas, que entrega a tres tasas distintas dependiendo del uso al que se vayan a destinar.
 
En la actualidad, los tres cursos oficiales oscilan entre los 6,3 bolívares por dólar del más bajo, pasando por los alrededor de 12 bolívares del Sicad y los 50 bolívares del Sicad 2. 
 
Lea completa la noticia en: caracol.com.co
 
 
Lunes, 02 Febrero 2015 23:09

Venezuela: ¿qué depara el 2015?

El Presidente Nicolás Maduro en la Asamblea Nacional hizo la entrega del discurso de Memoria y Cuenta el pasado 21 de enero, en el cual anunció medidas económicas para afrontar la crisis pero que podrían resultar insuficientes.

Las transformaciones del mercado petrolero internacional han generado una importante caída de los precios petroleros desde fines del 2014. Este desplome ha agravado la crítica situación de la economía venezolana, a la cual llega tras una década caracterizada por la mayor bonanza en ingresos de su historia.
 
Venezuela presenta serias distorsiones económicas que se vinieron fraguando, principalmente desde 2004, momento en el que inició la tendencia alcista de los precios petroleros. Esa fecha coincidió con el aumento del gasto público, el cual empezó a crecer muy por encima de los ingresos, socavando las bases de la estabilidad económica del país. De tal manera que el déficit fiscal impulsó el endeudamiento, al que se agregaron desequilibrios monetarios y cambiarios.
 
La monetización del déficit, a partir de las abultadas emisiones del Banco Central de Venezuela, aceleró la inflación. A lo anterior se suma las presiones en contra de la moneda nacional tras la implementación de un esquema de control cambiario,  el cual está en crisis pues en la actualidad los venezolanos están dispuestos a pagar casi 30 veces el precio del tipo de cambio oficial. El incremento de la liquidez se sumó a las presiones negativas al sector productivo nacional que, en un entorno de controles de precios, impuestos, numerosas regulaciones y debilitamiento de los derechos de propiedad, sustituyó la producción nacional por importaciones, en las que destaca la creciente participación por parte del sector público.
 
El peso de las exportaciones petroleras sobre el total exportado pasó de 68,78% en 1998 a 96,28% en 2014, una cifra que pone en evidencia la profundización de la dependencia mono-productora y mono-exportadora del país. Este incremento porcentual no fue debido al fortalecimiento del sector, muy por el contrario, los convenios energéticos firmados y la continua extracción de recursos de PDVSA, ha puesto en serias dificultades financieras a la estatal petrolera. Prueba de lo anterior es la reciente degradación de calificación de PDVSA de Caa1 a Caa3 por parte de Moody’s  y que la prima de sus Credit Default Swap (CDS), un indicador que mide el riesgo de impago, alcanza los 7.000 puntos básicos (pbs).
 
Ahora, con menos ingresos, lo que se observa  es un aparato productivo nacional desmantelado, incapaz de satisfacer las necesidades mínimas de la población, una insuficiencia en divisas para pagar importaciones, un creciente peso en servicio de la deuda, envilecimiento del valor moneda nacional y un entorno nacional marcado por la escasez y la inflación, en una economía ya formalmente en recesión y con altos niveles de riesgo país  –que medido por el EMBI+ alcanza los 3.247pbs al 29 de enero de 2015 – lo que limita, por oneroso, el financiamiento externo.
 
A este grave entorno macroeconómico, hay que sumarle los problemas de inseguridad que vive la ciudadanía, el debilitamiento institucional y el deterioro ético de las dinámicas sociales. Esta realidad atiza la vulnerabilidad de los sectores más desfavorecidos económicamente, que es el que más padece la caída del poder adquisitivo, la falta de servicio en los hospitales públicos, en las escuelas, en el transporte masivo, la falta de justicia. Todos los indicadores que sobre los arreglos sociales miden a Venezuela –sean estos de libertad, corrupción, transparencia, calidad institucional, estado derecho y otros–  la ubican en los últimos lugares del mundo.
Este es el resultado del modelo autodenominado Socialismo del Siglo XXI y que como sus homólogos del s. XX, obviaron las lógicas de las dinámicas humanas en sociedad, forzándolas a esquemas rígidos, controladores, oportunistas e insostenibles en el tiempo.
 
Esta comprometida situación hizo que la ciudadanía estuviera muy atenta al discurso presidencial de entrega de Memoria y Cuenta ante la Asamblea Nacional (21 de enero de 2015), a la espera de políticas y medidas correctivas. Entre los elementos señalados destacan: A) Incremento del 15% del salario mínimo y las pensiones, que no compensa la inflación promedio de 65% y de 100% en alimentos del 2014. B) Un esquema cambiario de tres mercados: uno preferencial manteniendo la tasa sobrevaluada de 6,30 Bs/US$, otro por subasta que integra dos esquemas previamente existentes y donde las cotizaciones estaban a 11Bs/US$ y 52Bs/US$ y el último a través del mercado bursátil. Dada la situación de las reservas internacionales y la caída de los ingresos en divisas, resulta poco probable que los dos primeros cuenten con una oferta suficiente para atender la demanda. Por otro lado, la permanencia de un esquema cambiario con precios múltiples mantiene los incentivos perversos que les son propios. C) Revisión del precio de venta de la gasolina, aunque no se estableció nivel ni plazo para su ajuste. D) Mayor supervisión y fiscalización en la distribución de la producción, sin que la medida atendiera a la promoción de la producción nacional y por ende no se atendió a la fuente del problema de escasez que padece la población.
 
Si bien algunas medidas podrían considerarse en un sentido adecuado, la falta de una visión sistémica y multidimensional, con la necesidad de acciones en las distintas aristas de la economía, erosionan su capacidad correctiva. Así, el incremento salarial se diluirá si no se racionaliza el gasto público y el mismo deja de monetizarse, pues la espiral inflacionaria absorberá dicho beneficio del trabajador. De igual manera el esquema cambiario múltiple y controlado sigue haciendo más atractivo el negocio especulativo y la importación de bienes y servicios que la producción nacional y el aumento de la productividad de los factores, por lo que la escasez y el trabajo precario no podrán ser superados.
 
En diversidad de ocasiones a lo largo de los últimos tres lustros muchos han sido los llamados de atención, pero todos fueron desoídos. Vale volver a insistir, pues aunque el país perdió una gran oportunidad de crecer y desarrollarse cuando los ingresos eran cuantiosos, al menos no se pierda la lección y en estos difíciles momentos se logre una rectificación positiva y se logre transitar de un modelo de control ideológico a uno de creación productiva, donde el ciudadano logre canalizar sus capacidades en un ordenamiento social que le brinde oportunidades para el logro de una vida plena en libertad y con justicia.
 
Sary Levy-Carciente
Economista, doctora en Estudios del Desarrollo. Profesora titular de la facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCV 
www.sarylevy.com; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; @saryle

 

Martes 27 de enero de 2015

Las largas colas a las puertas de los supermercados no bajan. Este martes un gran número de usuarios se agolpó a las afueras de esos comercios para poder adquirir alimentos y productos básicos.
 
Con la determinación de comprar lo que llegue a esos establecimientos, desde tempranas horas de la madrugada los consumidores abarrotan las distintas red de automercados. "Yo necesito jabón en polvo y leche pero compraré lo que vendan hoy acá, hay que aprovechar", comentó Lorenzo Anchundia, desde el Makro de La Yaguara.
 
Con el fin de mantener el orden de las filas, la cadena de supermercardos Makro entrega un número al ingresar a sus intalaciones, no obstante, advierten que el mismo no garantiza la existencia de un determinado producto. El arroz regulado llegó al supermercado Plazas de Vista Alegre, de inmediato, y de manera graneadita, comenzaron a llegar los clientes para adquir el rubro a precios regulado.
 
Situación similar ocurrió en automercado Plan Suarez, ubicado La Urbina, allí el papel higiénico reapareció para sorpresas de los consumidores. "Buscaba papel desde hace tiempo, lo vi y aproveché", contó Paulita Echezuria.
 
Las colas en el Unicasa de San Martín ya son rutina. Día con día los usuarios hacen colas desde las primeras horas del día, el fin es el mismo: "Comprar lo que haya", dicen los usuarios.
 
Luego que se implementara la medida de atendender por día según el terminal de la cédula de los consumidores, por parte de la red de supermercados del Estado (Bicentenario, Pdval y Mercal), las valoraciones respecto a la efectividad de la modalidad para reducir las colas y garantizar los productos a la mayor cantidad de personas, divergen entre los usuarios.
 
"Sería bueno si uno pudiera hacer el mercado completo. Me voy sin la harina precocida y el café porque no había. Las colas con o sin medida siguen igual de largas", declaró Ester Ontiveros.
 
"Aunque hay colas, es notorio que han bajado un poco, imagino que por la nueva manera de atender", consideró Ramón Nogales.
 
 
2494b867f4a446ee91fe508792c7bc9e.jpg
 
 
Lea completa la noticia en: elmundo.com.ve

Al evaluar las perspectivas económicas de Venezuela para el 2015, el optimismo se desvanece sobre su recuperación. El Gobierno de Nicolás Maduro desaprovechó la oportunidad para relanzar la economía venezolana este año. El 2014 termina profundizando los desequilibrios que la actividad económica ya presentaba en el 2013 y la pone en cuidados intensivos. 

Todos sus valores  se deterioran. La inflación es la más alta del mundo. Este año cerraría alrededor del 80%, mientras que la real, en la calle, estaría en el orden de 150% a pesar de que la meta del Gobierno era 16%. La contracción de la producción interna, el Producto Interno Bruto (PIB), alcanzaría extraoficialmente  -3,75% debido a la continua declinación del gasto público, a la mayor escasez de divisas para el sector privado, la disminución del gasto en el Fondo Chino, la falta de reposición en los fondos del FONDEN, y la baja en el ritmo de importaciones del Estado. Lo que ha conducido a una “estanflación”, el peor de los escenarios para una economía, sobre todo con el precio promedio año del barril de petrolero en $91. 

Los niveles de desabastecimiento interno continuaron, con un incremento en el índice de escasez general de insumos que se estima en un máximo histórico de 50%, y alcanzaría en varios rubros vitales más de 90%, como aceite y azúcar -un indicador que dejó de publicar el Banco Central de Venezuela (BCV) desde marzo pasado. 

El índice de escasez representaría la cifra más elevada desde mayo 2008 y  PIB la caída la más profunda desde la recesión del 2009. 

La situación fiscal se hace insostenible. El déficit del sector público consolidado –PDVSA, las empresas básicas, y las empresas nacionalizadas– pasó del 15% en el 2013 a más del 20% PIB este año, impactando en el subsidio del Estado a los sectores populares (pago de misiones). 

En el 2014, ante la falta de recursos reales el BCV a través de la máquina de hacer billetes continuó el financiamiento monetario de parte del déficit de PDVSA y FONDEN, generando un crecimiento anual de la liquidez monetaria de 57%. Algo que por supuesto ha contribuido a la alta inflación actual. 

El control cambiario que inició en el 2003 para evitar la fuga de capitales se mantuvo y también se crearon tres tipos de tasas de cambio. En la subasta de divisas el Gobierno premió no a las empresas más productivas, que valoran más el dólar, sino a las que menos. Además, no se optimizaron las ganancias cambiarias.

La capacidad productiva manufacturera y agrícola en la estructura de la producción total decayeron. Los sectores “transables” han empeorado en términos relativos en favor de los sectores no-transables, como el comercio y los servicios financieros, mientras aumentó la dependencia productiva y fiscal sobre el petróleo.

Todo esto sucedió con un precio del petróleo en niveles altos hasta hace cinco meses. Por lo que el promedio año se ubica en $91.17 por barril (13 dic.14). 

Para el 2015, por los próximos seis meses que es cuando la OPEP tiene la reunión ordinaria para revisar el mercado, los escenarios de precios del petróleo se ubican en la baja, en valores entre $40 y $50 por barril (pb). 

Al evaluar su impacto en las perspectivas económicas del 2015, se encuentra que no todos los barriles de petróleo y líquidos que PDVSA exporta son ingresos reales. Desde el 2007 del total de barriles de crudo exportados, una parte corresponde para cancelar el empréstito chino (Fondo Chino), otra porción para pagar el servicio de la deuda tanto de PDVSA como del país, y la última fracción es la parte subsidiada a los países de Petrocaribe y la que cancela los servicios prestados por Cuba.

En este sentido para el 2015, dependiendo del escenario de precios del petróleo, la exportación neto a ingresos de la estatal petrolera se ubicaría entre 991 mil barriles por día a $40/barril, 1,049 millones de barriles por día a $45/barril y 1,098 millones de barriles por día a $50 /barril -en el 2014 la exportación neto a ingresos fue de 1,332 millones de barriles por día. 

 

El resultado es el descalabro económico de Venezuela. Los volúmenes previsibles de exportación neto a ingreso generarían insuficientes dólares para reactivar la actividad económica en cualquier escenario de precios.

  

Los recursos financieros en divisas serán escasos para garantizar los pagos de los bienes importados y el servicio de la deuda, así como para estabilizar la moneda. 

 

Un hallazgo, al aplicar la categoría exportación neto a ingreso, fue la variación en la Balanza Comercial. El BCV utiliza el valor contable de los ingresos facturados acumulados por PDVSA –correspondientes a todo el volumen de exportación de petróleo y líquidos del año– para calcularla. 

 

Al determinarla con los volúmenes de exportación neto a ingreso a PDVSA, se observó una caída fuerte en la Balanza Comercial: 

•$25.443 millones el 2010, 

•$39.668 millones el 2011, 

•$39.847 millones el 2012, y 

•$36.509 millones en el 2013, obteniendo Balanzas Comerciales negativas para el 2012 de $1.846 millones y el 2013 de $570 millones. 

 

En resumen, las perspectivas económicas para el 2015 en Venezuela presentan un panorama con un mayor desabastecimiento de bienes, una merma en los ingresos públicos, un sector privado disminuido en número y con bajón de la producción, una alta inflación y la destrucción del poder de compra en amplios sectores populares y de la clase media.

Hasta ahora, los sectores sociales que apoyan al Gobierno de Nicolás Maduro han sido muy pacientes. Sin embargo, el desplome de los precios del petróleo recrea en el 2015 la posibilidad de un estallido social. 

En 1986 y 1988 los precios del petróleo también cayeron. Fueron el nivel más bajo de la década. Venezuela vivió una crisis económica con escasez de alimentos y corrupción. La incapacidad de las administraciones Lusinchi y Carlos Andes Pérez para generar soluciones y propuestas inclusivas en lo político y social creó la explosión social conocida como el Caracazo en 1989. 

Sí Nicolás Maduro insiste en mantener el rumbo económico actual, las perspectivas económicas para el 2015 podrían poner en peligro la continuidad del Presidente en el poder, como ha ocurrido en distintos momentos de la historia venezolana. 

Antonio de la Cruz
Director Ejecutivo
Inter-American Trends

Foto: Agencias, Panorama Venezolano

Página 1 de 27

Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga Calle 70 No. 7A-29 PBX: 317 79 79 Fax: 317 79 89 Bogotá - Colombia www.icpcolombia.org
Agencia Digital